Canal RSS

Un Mozart en sol menor…

Publicado en

MOZART Y SU TRAGEDIA

mozart

Ha llegado la hora de incluir un artículo en una categoría distinta, es el momento entonces de abrir una nueva categoría del blog, será pues la de SINFONISTAS. ¿Por qué? Porque en esta ocasión nos toca una Sinfonía, esa que probablemente es la más popular y conocida de Mozart, esa cuya melodía de inicio debe haber oído todo el mundo aunque no todos sepan el nombre de tan bella música. ¿Ya saben cuál es? Exacto, esa misma. La Sinfonía No.40 en sol menor KV550.

Uno de los datos que más me llama la atención – y que más me gustan – de esta obra es el año de su composición, el año 1788, exactamente unos 200 años antes de mi nacimiento. Ese 1788 es de vital importancia para Mozart debido a que fue el año en el que escribió su trilogía sinfónica final, es decir las Sinfonías 39, 40 y 41. Terminadas casi con un mes de diferencia una de la otra, son los trabajos más importantes escritos ese año, aunque claro es cierto que escribió otras obras (un concierto por ahí) pero que en este momento no nos interesan, pues el tema de hoy es la Sinfonía.

Si bien la primera Sinfonía completa de Mozart que escuché fue la 41 (Júpiter le dicen algunos), es la 40 la que me conectó aun más con el arte de este genio musical. Es evidente que a los 12 años no estaba preparado para procesar y entender a fondo una obra compleja como la 41 (la fuga del 4toMov) y entonces la 40 se me ofreció más ¨accesible¨ al oído, aun siendo esta más arriesgada que la colosal 41 (esa a la que le dicen Júpiter).

HISTORIA

 Eran ya mediados del año 2000 (otra vez). Tras grabarla de la radio al Cassette días antes – o el mismo día – había llegado el momento de escucharla completa. Hasta ese momento sólo conocía los primeros dos minutos de esta obra (esos que todos conocen) así que para mí era algo así como un estreno, un estreno exclusivo en el estudio de la casa, ese mismo lugar donde la ¨la flecha en re menor¨ atravesó mi cabeza y ¨Mozart hizo su entrada triunfal¨ a ritmo de su Marcha KV239 unos meses atrás.

Podría decir que tras escucharla completa me obsesioné con esta obra a tal punto de considerarla por mucho tiempo (años) como ¨muy¨ superior a la 41 (esa que llaman Júpiter). Pero es que la impresión que me causó la 40 fue muy grande, el 1erMov no dura dos minutos como creía, sino más bien 8 minutos de mucha intensidad que hasta ese momento de mi vida no había escuchado. El 2doMov me pareció muy divino, llegándolo a tener como mi movimiento lento preferido. Una vez más un ¡Vaya 2doMov! Ya un tiempo después llegaría el Adagio de la Novena de Beethoven y todo cambió, pero esa es otra historia. El 3erMov me pareció un drama, con una sección media – el trio - muy luminosa. Es el 4toMov un desenlace perfecto para la Sinfonía más ¨trágica¨ escrita por Mozart y me parece que esta 40 es junto con la 25 – esa que sale en la película ¨Amadeus¨ – las únicas sinfonías escritas en tonalidad menor.

El modo menor poco utilizado por Mozart en comparación al mayor, pero cuando se lo proponía con las tonalidades menores lograba sacar las melodías más intensas de su catálogo. ¿No me creen? Pues vean: Sinfonía No.25 en sol menor, Concierto para piano No.20 en re menor y No.24 en do menor, Cuarteto para piano y cuerdas No.1 en sol menor KV478, Sonata para piano No.8 en la menor y No.14 en do menor. Estoy seguro que se me pasan algunas otras como la escena de La Estatua del Comendador en ¨Don Giovanni¨ y claro cómo olvidarlo, el Réquiem en re menor. Al parecer Mozart le estaba allanando el camino a Beethoven con respecto a las tonalidades menores.

Esta sinfonía – que es la sinfonía más trágica de Mozart – ha sido leída de muchas formas, unas idóneas y otras no tanto. También hay esas versiones en las que el director olvida el drama contenido por Mozart en esta obra haciendo una interpretación banal y poco expresiva, que de estar yo escuchándola en el teatro en vivo darían ganas de ¨bajar a la cancha y hacer el gol¨. Bueno en música esto se traduciría a ¨bajar al escenario, ir al podio, mandar al director a buen recaudo y dirigirla como debe ser¨.

Si en otro artículo Mozart salía de noche (como la luna), esta vez Mozart es un sol, un sol menor. Aunque igual sabemos que él no era menor, era y es mayor, es de hecho un ¨SOL MAYOR¨.

LA SINFONÍA 40

1. Molto Allegro

Mozart 40 01

Las cuerdas presentan el 1er tema de la Sinfonía

El primer tema en Sol menor es expuesto por los violines, una melodía íntima y sentida, el drama se evidencia con una caída de notas desde el 3er compás, como una caída emocional en el ánimo del músico (las dos negras que anteceden a la bajada y las que culminan la misma deberían acentuarse de la manera más sentida posible.) Los vientos hacen su aparición al final de la frase dándole un crecimiento al inicio trágico de la obra.

Tema 1

El primer tema se repite pero ahora también suenan los vientos, llegando a una explosión que nos lleva al final de esta sección.

Tema1 ahora con los vientos.

Aparece el 2do tema, un dulce Si bemol mayor dando la contraria al carácter del 1er tema, un esperanzador tema que primero aparece en las cuerdas  y luego en los vientos, apareciendo algunas veces unos cromatismos que hacen único este movimiento mozartiano (este 2do tema debería tomarse con más cuidado por los directores de orquesta).

Tema 2 en Si bemol mayor

Luego de un breve paso a La bemol mayor – nada habitual – se llega a una parte muy parecida a la del 1er tema, en la que una nota se sostiene antes del descenso melódico, con otro significado debido a que ya no estamos en el trágico sol menor si no en el hermoso Si bemol mayor. Las primeras notas del 1er tema aparecen en los vientos para luego ser atacadas por los violines, estos luego juntos con los cellos nos iluminan con las notas Mi bemol – Re (atentos directores con estas notas) para llegar al desenlace de este 2do tema, no sin antes de escuchar esas caídas de notas por ambos grupos, cuerdas y vientos. (Todo se repite desde el inicio).

Nota sostenida, descenso melódico y final de esta sección.

El desarrollo se da con el paso del 1er tema a diferentes tonalidades, Fa sostenido menor, Mi menor, Re menor, Do mayor, Si bemol mayor, Sol menor y Re menor. Tras un breve pasaje volvemos al…

Desarrollo usando distintas tonalidades

1er tema como el comienzo del movimiento, esta vez con la presencia del fagot (los reto a escuchar las notas del fagot ¨fantasma¨ que acompaña a las cuerdas y me escriban comentando en qué segundo de este audio entra dicho instrumento).

Tema 1 con acompañamiento del Fagot fantasma.

En la repetición del 1er tema ya no se va a Si bemol mayor, esta vez es a Mi bemol mayor. Este cambio es breve, pues llegamos luego a un Fa menor también breve que tomando notas del comienzo de la sinfonía nos lleva al final de la sección. Intensa parte esta.

Tema 1 más intenso

El 2do tema aparece como al principio, pero ya no es dulce, en un trágico sol menor porque de eso trata esta sinfonía. La esperanza del inicio se nubla, se vuelve al sentimiento dramático que hace de esta sinfonía una de las más sentidas obras del genio de Salzburgo.

Tema 2. Esta vez como un lamento.

Un breve Mi bemol mayor nos deja luego a aquellas notas descendentes que en tonalidad menor quedan a la perfección como al inicio. Ya no hay esperanza – por ahora – para nuestro compositor, sólo drama. Las notas luminosas – esta vez Do y Si bemol – dejan de serlo y deben sentirse como acompañantes del dolor final de este movimiento. Una subida cromática nos lleva al trágico desenlace en sol menor de este Molto Allegro.

Ua nota sostenida, descenso melódico y final del Molto Allegro.

2. Andante

Mozart 40 03

Las cuerdas nos presentan el inicio del Adagio

Este Andante en Mi bemol mayor nos lleva a un clima de paz, serenidad, reposo de emociones pero sin dejar de lado el lirismo que se intensificará en los dos grandes momentos de este movimiento. Aunque el ¨pathos¨ no se siente, aparecerá el descenso melódico – caída emocional – del movimiento anterior, como para no olvidar que esta sinfonía es la más trágica de toda su vida.

Andante. Primer motivo

1er tema, un ¨canon¨. El cello y contrabajo ¨cantan¨ una melodía independiente – atentos a esta melodía – con algo de cromatismos, luego un par de semicorcheas que serán claves en el desarrollo de este Andante. Se repite el tema, los violines lo toman pero los bajos lo recuperan.

La segunda sección de esta primera parte comienza en Si bemol mayor – sin modulación previa – y ese par de semicorcheas mencionadas antes toman importancia al llevarnos primero a Fa mayor y luego al lejano Re bemol mayor.

Ahora el mismo motivo pero en Si bemol mayor

En esta pequeña sección en Re bemol mayor las semicorcheas serán descendentes – como en el 1erMov – presentadas por los vientos que nos hacen sentir un poco de nostalgia, digamos que por el sonido de los vientos, la tonalidad usada y el descenso melódico, una gran combinación. Tras una armonía compleja las semicorcheas nos regresan al Si bemol mayor.

Los vientos entran uno a otro. Nostalgia.

Mozart 40 05

La celestial melodía del 2do tema

El 2do tema, Si bemol mayor. El clímax del Andante llega aquí. Los violines tocan una melodía simple y a la vez bella, demasiado quizás. Esta melodía se repite pero con la inclusión también de los vientos, destacándose el clarinete que se encarga de elevar la melodía al infinito (el clarinete puede hacer eso). Otra cosa para destacar, la melodía es descendente. Qué manera de usar una sucesión de notas llevándolas de la tragedia a la nostalgia y finalmente en este 2do tema a la belleza pura. Es que Mozart era un genio y los genios son así (¿recuerdan?). Esta vez los reto a reconocer el segundo exacto en el que se da la celestial entrada del clarinete.

Segundo motivo. Primero los violines y luego el clarinete.

El pequeño desarrollo del movimiento – en el que parece volver su drama – se da con las semicorcheas descendentes, los violines primero y luego los vientos, luego otra vez los violines y luego otra vez los vientos y así (hasta que Wolfgang diga hasta aquí). Ese ¨hasta aquí¨ llega pero con más modulaciones – dicen que en círculo de 5tas – como queriendo pasar a Do menor (y no lo hace), luego a Fa menor (tampoco lo hace), después a Si bemol mayor (de nuevo nada) y hasta Mi bemol mayor (al fin ahora sí decidió).

Desarrollo. Cuerdas y vientos. Engaño en la modulación.

Y ese Mi bemol mayor aparece justo con la melodía del 1er tema, pero en la repetición se rompe abruptamente por el ingreso de material en Fa menor.

El primer motivo ahora en Fa menor.

Tras volver a Mi bemol mayor, llega la pequeña sección de semicorcheas descendentes de los vientos pero esta vez en Sol bemol mayor – muy lejana – y probablemente  se sienta aun más ese efecto de nostalgia.

Los vientos nos traen la notalgia ahora en Sol bemol mayor.

El 2do tema con su tan apreciada belleza será en Mi bemol mayor, cuerdas y vientos se unen para dar final al movimiento de forma apacible. Podría decirse que este movimiento es también un ¡Vaya 2doMov!

Segundo motivo en Mi bemol mayor. Final del Andante

3. Menuetto

Mozart 40 06

Las cuerdas inician el Menuetto

Este es un Menuetto en Sol menor sin nada para sorprender, aunque cabe mencionar que vuelve el efecto dramático del que se supone trata esta obra, además de un contrapunto muy bien logrado, propio del compositor (Las cuerdas deben atacar las notas como si realmente vivieran en carne propia el drama de Mozart).

Menuetto. Ambas partes

Mozart 40 07

Las cuerdas y el luminoso Trio

Trio en SOL MAYOR.

El Trio es un tema aparte. Una sección hermosa, melodiosa, muy opuesta al 1er tema. Un Sol mayor que nos recuerda – aunque lejanamente – el movimiento lento anterior. Esta es de hecho una melodía inocente que podría haberla escrito el Mozart juvenil, pero dentro de esta sinfonía toma un significado distinto, como el 2do tema del Molto Allegro o el 2do tema del Andante.

Este movimiento servirá como modelo para el 3erMov de la Sinfonía No.5 de Schubert – esa que llamo ¨Pastoral¨ – siendo también ese movimiento en Sol menor. Hasta el Trio es muy parecido (ya escribiré sobre esa sinfonía del buen Franz).

4. Allegro assai

Mozart 40 08

El vertiginoso comienzo del 4to Mov

Primer motivo del Allegro assai.

Con vértigo y en Sol menor – de nuevo – se nos muestra ese último movimiento con su 1er tema. Los violines en piano suenan como mostrando el sufrimiento y cuando toda la orquesta entra repentinamente en forte suena como acallando el lamento de forma decidida y como diciendo ¨acéptalo, este es tu destino¨ (cambio de intensidades que no debe pasarse nunca por alto).

El 2do tema está en Si bemol mayor – como el del 1erMov – pero no posee tanto lirismo como los segundos temas que hay en los anteriores movimientos, sólo lo logra cuando aparece cantando el oboe y el clarinete. Una particularidad de esta sección es la aparición de cromatismos – como en el 1erMov – uniendo así el movimiento inicial y el final como los expositores de este drama mozartiano.

Segundo motivo del Allegro assai.

Mozart 40 10

9 sonidos distintos, faltan el sol y la para la serie de 12 sonidos (el mi está en el compás anterior)

Desarrollo. 10 sonidos. Engaños en las modulaciones.

El desarrollo es de hecho una de las partes que más me gusta de esta sinfonía. Comienza con la parte menos clasicista de la historia, una sucesión de notas que rompen con lo tonal (usa 10 notas distintas salvo el Sol y el La), casi como los compositores del siglo XX (así es, Mozart se vuelve casi dodecafónico por unos pocos segundos, increíble pero cierto). Estas sonoridades aumentan más lo intenso del drama mozartiano. Luego tonalidad tras tonalidad – volvió a su siglo XVIII – con la melodía del 1er tema pero en Re menor y parece irse a Sol menor (y no), a Do menor (tampoco), a Fa menor (sí), a Mi bemol mayor y Do menor luego.

Mozart 40 11

La gran melodía que Mozart esconde en el desarrollo del último movimiento

El hermoso y pequeño tema escondido en Mi bemol mayor

En el anterior Mi bemol mayor hay una pequeñísima sección – escondida – que poco interés interpretativo le han mostrado los directores pero que vale la pena resaltar. Esta mini-sección parece sacada de alguna cantata o misa del mismo Wolfgang, breves notas que podrían servir para un himno. Una mezcla de humor galante y nostalgia disfrazada, pero al estilo Mozart. En sólo cuatro notas nada más. Así de genio era. Tal vez la utilice algún día para una obra mía más grande y nadie se dará cuenta, si ni los directores lo hicieron. Los reto también a encontrar este tema escondido cuando vean el video.

La sinfonía sigue su curso con el 1er tema pasando a diferentes tonalidades como son Do menor, Sol menor, Re menor, La menor, Mi menor, Si menor, Fa sostenido menor y finalmente se queda en ¡Do sostenido menor! Muy lejana para las tonalidades base de la obra (sol menor, si bemol mayor, mi bemol mayor). Con esta tonalidad para nada habitual y muy lejana hemos llegado a la parte de mayor tensión del movimiento.

Engaños tonales y paso al 1er tema en Do sostenido menor.

Luego hace lo mismo del Adagio, engañar el paso tonal, parece que va a Fa sostenido menor (no lo hace), a Si menor (tampoco lo hace), a Mi menor (otra vez no), a La menor (nada), a Re menor (no quiere) y finalmente Mozart se decide y nos lleva a…

El 1er tema con variantes tonales (engaños)

Sol menor y la re-exposición del 1er tema, la diferencia se encuentra en el 2do tema, aparece ahora en Sol menor y suena – a diferencia del Si bemol mayor – como un lamento que los vientos incrementan. Ese lamento que los violines vuelven a tocar pero toda la energía de la orquesta lo acalla, el destino es aplastante, es más fuerte y vence. Así termina esta sinfonía 40.

El segundo motivo, ahora en Sol menor. Final de la Sinfonía.

Es difícil explicar esta sinfonía con elementos históricos, no tengo entendido que le haya ocurrido a Mozart algo duro de afrontar en el año de su composición, es decir en 1788. Lo único que se me ocurre es la muerte de Leopold, su padre, quien falleció un año antes. Después de la relación cercana pero a la vez tensa que tuvo con él, debe haber dejado afectado a Mozart aun cuando ya había pasado más de un año de la muerte de Leopold.

Leopold_Mozart

Leopold Mozart

Como ya se habrán dado cuenta, los videos de cada movimiento pertenecen a la Filarmónica de Viena y el ¨mozartiano¨ Karl Bohm. Igual aquí les dejo – como es costumbre – un bonus de esta Sinfonía 40 de Mozart completa dirigida esta vez por Arturo Toscanini con la Orquesta de la NBC en una grabación histórica.

La de Bohm me parece muy lenta (toda la obra) y la de Karajan con la Berliner – que es la que he usado en los audios – muy rápida en el Molto Allegro. Digamos que la más cercana y afín a mis pareceres interpretativos es esta versión completa en audio de la Orquesta Philharmonia bajo la batuta del gran Otto Klemperer.

Espero participen en el juego de encontrar el fagot fantasma en el 1erMov, el clarinete celestial en el 2doMov y el tema escondido en el dearrollo del 4toMov y me lo escriban. Por último, si creen que esta Sinfonía 40 de Mozart es su mejor sinfonía dejen un mensaje abajo comentando este artículo. Si piensan que esta Sinfonía 40 de Mozart ¨no¨ es su mejor sinfonía dejen un mensaje abajo pidiéndome que escriba sobre la Sinfonía 41, esa que ustedes llaman Júpiter.

Y ya saben, aunque Mozart suene a sol menor, sigue siendo él un SOL MAYOR.

Un GRAN SOL MAYOR.

Acerca de campigoycochea

Juan Pablo Goycochea, Lima-Perú. Músico. Compositor. Intérprete y profesor de Biarpa. Estudiando piano.

»

  1. Gracias por el artículo, no tengo formación musical, a pesar de ello estoy disfrutando el ahondar un poco más en estas obras musicales de los grandes maestros. Partiendo de una conversación entre amigos se me planteó una inquietud en relación al cuarto movimiento y creo que el detalle está en el “tema escondido” que menciona, pero mi laguna conceptual no me permite apreciarla con claridad en los términos que se utilizan en este caso.

    Responder
    • Hola Solange, de antemano agradezco tu comentario. Sería difícil para mí saber si la conversación e inquietud con tus amigos tenga que ver con el ”tema escondido” que aquí traté de mostrar. ”Tema escondido” les llamo a aquellas melodías de corta duración que aparecen en alguna otra obra, es decir que el compositor ha extraído de alguna otra obra suya o de otro compositor, que tenga algo de parecido con otra melodía usada anteriormente o que también pueda ser una bella melodía digna de ser tema importante para alguna otra obra, pero que el compositor no le dio la debida importancia y la dejó escrita en medio de la obra como una anécdota. No creo que este sea el primer caso, es decir no es una copia, aunque para eso tendría que analizar una por una las más de 600 obras que escribió Mozart y no es tarea fácil. Eso se los dejo a los musicólogos. Pero pueda ser que sea una melodía sacada de alguna obra coral porque es lo primero que imaginé al escuchar aquel fragmento, una parte musical que debe ser ”cantada” por la orquesta. Lo que si me queda claro es que es una corta melodía que – me tomo el atrevimiento – Mozart deja pasar y no explota lo suficiente cuando a mi parecer es muy emotiva y se encuentra dentro de la sección más compleja de toda la sinfonía, por eso entiendo que haya directores que no le dan mucha importancia y la dejan pasar también. No sé si llegaste a darte cuenta cuando aparece dicho ”tema escondido” en ese cuarto movimiento, si aun no quedó claro procederé a decir lo siguiente:
      El tema escondido es de muy corta duración, exactamente sólo dura 3 o 4 segundos y aparecen pocas notas en la melodía. En los audios que he mostrado del cuarto movimiento, hay uno que se llama ”Desarrollo. 10 sonidos. Engaños en las modulaciones”, en aquel audio el tema escondido aparece entre 00:25 y 00:28. En el audio que le seguía mostraba el tema ya cortado y quizás más difícil de reconocer pero ese era el reto de este artículo para los que lo leyeran. Existen dos clases de videos en este post, uno es el que muestra movimiento por movimiento la obra en mención, y los otros que contienen la obra completa. En el video que contiene sólo la música del cuarto movimiento y que es una versión de Karl Bohm, el tema escondido aparece entre 2:20 y 2:23. En el de la versión de Arturo Toscanini , el tema escondido aparece entre 18:39 y 18:42. En la versión de Otto Klemperer, el tema escondido aparece entre 24:22 y 24:25. Como ves, es muy pequeño ese tema escondido. Espero sigas los cinco pasos: escuchar el audio cortado, luego el audio que contiene el tema escondido y en los tres videos en los que aparecen. Finalmente cuando ya reconozcas como suena la melodía y te la hayas memorizado, te invito a imaginártela ya no sólo por una orquesta, si no también por un coro, como en una misa del mismo Mozart o quizás como una gran obra sinfónico-coral de Beethoven o Mahler. El resultado sería asombroso. Me sería muy grato que una vez reconocido ese tema escondido puedas cantarlo y darte cuenta de la belleza que se encuentra en tan pocos segundos. Lamento no explicar mucho de esto en el artículo pero a veces por la brevedad de los mismos, muchas ideas se quedan en el camino. Ahora también escucha con atención el audio ”Engaños tonales y paso al 1er tema en Do sostenido menor.” Pueda que ese sea el que hayan hecho referencia sus amigos en la conversación, pues tras varias modulaciones desemboca a una tonalidad nada habitual en el clasicismo y hasta muy poco común en los primeros años del romanticismo. Lamento también no colocar los segundos exactos cuando aparecen los distintos temas musicales en el artículo, eso es algo que en la época en que escribí este post aun no hacía, pero ya en mis últimos escritos si aparecen para una mayor comprensión del lector. Espero haber despejado tus dudas, te invito a seguir pasando por aquí y leer mis otros artículos, pues estoy por publicar obras más fuertes como poemas sinfónicos, oberturas, más sinfonías y también ópera. Saludos y nuevamente gracias por comentar.

      Responder
      • Gracias!! …de verdad muy agradecida por tan generosa explicación. Seguiré las recomendaciones que realizas dentro del aporte, me parece magnífico todo lo que planteas y en la conversa entre amigos, dentro de mi ignorancia y posterior solicitud de aclaratoria, pues la explicación obtenida y realizando la comparación con la que acabo de obtener en este espacio, me parece que se orienta a “los engaños tonales”. Estoy escuchando de manera muy repetitiva la sinfonía en los últimos días y con estas indicaciones recibidas pues creo que estoy enriqueciendo mucho más mi percepción al escucharla. Muchos saludos y de nuevo …gracias!

  2. Pingback: Una mañana, una tarde y una noche en Lima. I | Campi Goycochea

  3. Pingback: 10. Una Gran Partita | Campi Goycochea

  4. Hey! Interesante post. Me has hecho cambiar de opinión respecto a esta sinfonía. Nunca la he escuchado bien por lo quemada que esta. Ahora voy corriendo a escucharla. Un abrazo

    @BrahmsOp77

    Responder
  5. ¡Muy bien! Sin embargo, debo confesar que no suelo dejarme inducir normalmente, así que ni lo uno ni lo otro.
    En cambio, felicitando al escritor del artículo interesante, dejo claro que es fácil identificarme por mi manera característica de loar la buena interpretación de los directores, felizmente presentes en los enlaces presentados.
    Entre cada interpretación del mismo pasaje de la misma sinfonía, los diversos maestros nos hacen una bellísima y erudita exposición de la infinidad de lecturas que puede haber en las creaciones musicales, siendo todas sendas maravillas, lo que convierte a la música en un arte significativamente especial y amplísimo. De cualquier forma, prefiero las 29° y 25°.

    Responder
  6. El genio de Salzburgo.Wolfgang.La Sinfonía 41 en mí modestísima opinión es superior.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: